CABEZA ANTILOPE

Sin duda un accesorio que no puede faltar en las paredes son las cabezas de ciervo muy propias del estilo decorativo nórdico, esta cabeza de antílope diseñada de manera artesanal en madera teca se caracteriza por sus acabados rústicos y singulares generando cada pieza como única.

Medidas: 45 x 38 x 42 cm (largo x ancho x alto).

Hola!